La importancia del tiempo

Un día en un comentario me escribisteis que no había tenido en cuenta el factor “tiempo”. Hablemos de ello.

¿Os habeis dado cuenta que hay gente que sólo hace el amor de noche? Que por alguna razón cree que es una actividad tan íntima y reservada que no puede practicarse mientras haya luz solar…? Esta gente es víctima del tiempo.

Es verdad, que entre las responsabilidades que tiene cada uno y el intento de cohesionar eficientemente la convivencia entre los miembros de cada casa, al final se establecen horarios para todo. Hasta llegar al punto de pensar que hay cosas que no se pueden hacer a otra hora que no sea la establecida.

Hemos crecido con un horario para las cosas. Una pauta. Una pauta que te hace creer que los platos se deben fregar justo después de haber comido; que sólo se puede dormir o por la noche o la media hora justo después de haber fregado los platos; que ducharse después de las nueve “no toca”; o que merendar es de críos! Una pauta que tiene sentido cuando vives con alguien pero que al independizarte, te puedes pasar por dónde quieras.

Cuando pensaba en irme a vivir sola muchas veces imaginé que haría con la montaña de horas muertas que tendría. Fantaseaba, creyendo que leería más, escribiría más, montaría fiestas, o incluso a veces me vi pintando un cuadro! No pensé en como me iba a cargar la pauta por todas partes. Ni que a la hora de la verdad, la realidad fuera “NO TENGO TIEMPO para nada”. Y es que cuando uno vive sólo se encuentra con dos cosas: que lo tiene que hacer todo él y que nadie le dice cuando.

Así que acabas durmiendo siestas a las nueve (porque la siesta prefiesta es un gran invento), planchando a las diez (porque o lo hago ahora o mañana no quedará qué ponerme) o fregando platos a las doce (porque no había nada mejor que hacer o porque no quedan más…!). Incluso si lo haces todo “cuando toca” es porque quieres! (o eres un poco rígido de mente… ).

Hablar del tiempo es como hablar de Dios. Tenemos mucha fe en él. A menudo soltamos frases como “El tiempo todo lo cura” o “El tiempo pone a cada uno en su lugar”. Lo gracioso, es que esperamos de él un justiciero, una ayuda o una oportunidad, como si el tiempo supiera quien es el malo y lo metiera en la carcel. El tiempo no es quien nos brinda oportunidades, luego nos las quita, o nos ayuda a superar un trauma. Ni siquiera quien nos hace enamorarnos. El tiempo es un factor que puede jugar en tu favor o en tu contra según la situación. Al final, se reduce sólo a ser una excusa usada por todos que de lo único que podemos estar seguros es de que nos hace envejecer “No hay guerra que cien años dure ni cuerpo que lo aguante”.

Aún así, esta presente en todo y no negaremos que hay cosas que necesitan su tiempo, ya que por muy bien que lo hagas, sin él, no tendrás un buen vino (ni los platos se fregarían nunca).

Sin embargo, a mi me gusta pensar, que lo que realmente nos mueve y nos acaba poniendo en el lugar que sea es la voluntad. Voluntad de saber esperar, de poder superar, de querer cambiar… Si quieres puedes y si no, con el tiempo, se olvida. Y todo ello esperándo disponer de ese tiempo que siempre pensamos que tendremos.

Llega un día que quizás no tienes tiempo, pero le darás al snooze las veces que haga falta porque con el solecito en la espalda, hay cosas que también tienen su punto.

Anuncios

4 comentarios en “La importancia del tiempo

  1. Para mi, por mucho tiempo que pase no cambiará nada si es que a ti no se te acumulan experiencias distintas o no pones voluntad en crearlas. El tiempo ayuda, pero no hace todo el trabajo, es un pack. ^^

    Me gusta

  2. Doncs precisament és el que necessito aquestes setmanes, temps! xD Però comparteixo gran part del post, i sí, quan algú viu sol, s’adona la feina que comporta mantenir una casa, i que efectivament, fem les coses quan podem i volem. Per això ens independitzem, no? Per fer el que vulguem! xD Però és veritat que som una societat d’horaris, i des de petits ens han inculcat un ordre establert que és gaire bé inmutable. Altres societats son més laxes en aquest sentit i gaudeixen més intensament de la vida^^

    Per cert, la imatge que il·lustra el post no serà una part del fantàstic quadre de Dalí, no? Perquè em recorda bastant a “La persistència de la memòria”.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s