Capítulo 17: ¡Hacienda me ha salvado la vida!

Te has hecho mayor. Seguramente eres uno de los 40 millones de españoles agraciados en tener uno, dos o tres familiares en el paro. Te ha costado Dios y su abuela salir de casa de tus padres, pero un dia ¡lo hiciste! ¡Eres libre!

A pesar de no serlo tanto como pensabas el primer día, has conseguido crear un pequeño ecosistema dónde pensar “que puedes hacer lo que te de la gana” es lo que te hace feliz. ¡Aunque sólo sea pensarlo! Porque entre las 8h de trabajar, las 7h de dormir, las X de limpiar, las X de comer, las X de pensar en los demás, la verdad es que no queda mucho hueco para hacerlo… pero ¡Espera! ¿Pensar en los demás? ¡He descubierto que ya no hace falta que lo haga! ¡Hacienda Hood! (Me han comentado que es el lema para el año que viene) ¡lo hace por mi!

Porqué yo sufría. Sufría muy a menudo. Parecía de esa gente que se lo pasa bien padeciendo.

¿Por qué? Por cualquier cosa. Una vez descubres que sufrir es gratis le pillas su punto. Una sufre por… el trabajo, la gente del trabajo, las historias de los amigos, la abuela y su artrosis, las abejas que desaparecen de los cultivos, los animales de la protectora, el abuelo y sus lagunas, los padres, devolver el crédito, pillar algo y convertirme en uno de los millones de enfermos crónicos que sustentan las farmacéuticas… lo que sea, ¡que sufrir es gratis!

No tengo miedo a decir, a confesar, que soy una de esas personas que se siente identificada con adjetivos sufridos del tipo “hipocondríaca”, “responsable”, “padecedora”… vamos, lo que vendría a ser una persona que sufre porque se aburre. ¡Pero eso se acabó! Se acabó el día que Manu en el curro me dijo “¿Oye ya has hecho la declaración de la renta?” Y lo último que dije como persona padecedora en este mundo fué “Ay, no ¡Ahora voy!” (Evidentemente, sufriendo por el resultado).

Total, que YO, persona, independiente, trabajadora, soltera y sin hijos descubrí en ese momento que era para hacienda su mayor festín. Lo supe cuando ví que según ellos les debo 730 €. Lo confirmé cuando el gestor me dijo “No hay nada que hacer”.

(Momento reservado a un duro silencio)

Es decir, según hacienda (entidad que sabe perfectamente cuanto ingreso cada mes, cuanto gasto y el estado de mi cuenta corriente) para mi ese dinero no es nada. Todo lo que he cobrado el último año me lo he gastado (según ellos) en algo muy placentero que no les interesa y por ello debo contribuir con los proyectos del Estado. ¿Por qué? Claro es que yo el año pasado no era independiente. Con lo cual no me desgravaba ni el alquiler, ni la comida, ni absolutamente nada de lo que hice o dejé de hacer parece interesarles. ESO si, lo que he conseguido ahorrar una vez convertida en una esclava más del sistema… debe ser para un abuelo desvalido… ahora vas y te quejas.

¿Podrían ni que sea, mandarme una foto del abuelo, por favor?

Lo siento ¡Eh! Lo siento muchisimo por no sentirme identificada con aquello de “Mal de muchos consuelo de tontos” pero podrían los señores de hacienda mirárselo un poco mejor, ¿No?

Correcto. El año pasado NO era independiente. El año pasado era la única persona con trabajo en casa. Solo quiero pedir a los señores de hacienda que me indiquen amablemente como con un solo sueldo se mantienen tres personas, una casa, una hipotéca y según ellos aún se pueden ahorrar 730 euros para el anciano de Benidorm. ¡¿COMO?!

Y lo siento de nuevo, pero no recuerdo el día que el señor Estado se presentó en casa para ofrecernos ayuda.

Conclusión: Se ve que a hacienda le importa una mierda mi vida. Sinceramente, no quiero que les importe, quiero que me dejen en paz. Que si no me ayudan cuando no estoy bién, tampoco me vengan a robar cuando “estoy”. Por favor, bajo lemas como “Hacienda somos todos” o “Así mejoramos todos” no me expólien haciéndome creer que sera para alguna buena obra. NO, mientras siga vivo hasta el último caso de corrupción y dinero malgastado en todo tipo de obras innecesarias que desbordan la televisión y los periódicos.

El día que me manden la foto del abuelo al que he ayudado me dara igual ese dinero. El día que se les ocurra que si cojen el dinero de los más adinerados para dárselo a quien realmente lo necesita (dejando a los del medio en paz), todos mejoraremos de verdad, creeré en el sistema. Hoy no.

(Momento reservado a otro duro silencio)

Y sin embargo, le he dado a “confirmar borrador”. Es deprimente. Te quedas ahí impotente, con tu pequeño gran rebote en tu pequeño gran ecosistema. Intentando cambiar la imagen de Mikonos por la de las playas de Valencia.

(3/4 de hora más tarde)

¿Sabeis que? Al final lo he pensado bién y veo que me quejo por quejar. Si a día uno de Enero de este año me hubieran dicho “730 € o un cancer” me hubiera parecido hasta barato (Al capítulo 13 quién se haya perdido con esta afirmación) y fin del rebote que genera mal rollo.

(…)

¡Así que chicos!, Ante todo gratitud, MUCHA gratitud (Recordad que es barata y la principal fuente de felicidad de los pobres) y dar gracias, muchas muchisimas gracias a Hacienda por haber conseguido que deje de sufrir. Después de invertir en el Estado para que lo reparta entre los más necesitados ya no sufro por los demás. Ya he contribuido.

Deseo encontrarme por la calle a un ministro para agradecerle sus gestiones, sus acciones, su capacidad de esfuerzo, darle las gracias 730 veces hasta que le rebiente la cab… ¡Me siento mucho más vital! ¡GRACIAS! De todo corazón, muchas gracias!

También de parte de aquellos que debido a mi pequeño rebotin de nada me han contado sus deudas, y corroborar que es cierto, ¡Ha sido un consuelo gratificante ver gente que estaba mucho peor que yo!. Un beso y un enorme abrazo a los genios del Estado, aquellos que luchan por nosotros, a sus ascendientes por confiar en su potencial y a sus descendientes por gastárselo. ¡GRACIAS!

P.D: Por favor, al abuelo que no le falte de nada, ¡Eh! ¡Como un rey!

P.P.D.: Lo siento por tí. Que también has entrado con la esperanza de conocer el primer caso de algo positivo relacionado con hacienda 😉 Da gracias, podrías haber sido peor.

Anuncios

¿Mejor en el balcón?

Siguiendo con el capítulo anterior creo justo y en bandeja hablar ahora de las desventajas, los contras de la independencia, y de paso contestar al típico comentario “¿Solo? A mi no me gustaria nada, ¡eh!, Te aburrirás fijo… Lo tienes que hacer todo tu… debe ser un pocooo…” (vamos que esta pensando que tu vida es una mierda). Nunca sé distingir si la gente que hace este tipo de comentarios siente pena por ti, te quiere ayudar, o es que no se lo fo… en casa, perdón, que fuma en el balcón. Sea cual sea la motivación de su comentario merecen una respuesta.

¡Pues mira si! vivir solo puede llegar a ser una auténtica mierda por muchas cosas. Hoy, ahora y aquí te lo acepto. Porque es una situación en la que uno debe enfrentarse demasiado a menudo con: sus pensamientos, sus temores, sus descuidos y con sorpresas varias que a veces no tienes tantas ganas de tener. Para que te hagas una idea, he hecho una lista de 35 cosas que te pueden pasar. Los interesados estar atentos que si lo probais mínimo mínimo ¡Os pasan 5 de estas!

Independizarse puede ser terrible cuando….

  • …Vas a la compra y compras menos de lo que necesitas. En consecuéncia vuelves al super consecutivamente los tres días siguientes porque siempre te falta hago “esencial”.
  • …Vas a la compra y compras más de lo que necesitas. Ves tristemente caducar las cosas.
  • …Tienes que comer lo mismo dos o tres veces a la semana porque todo lo fabrican para parejas o familias.
  • …Se acaba el papel para envolver el bocadillo…
  • …Se acaban las cosas para meter en el bocadillo…
  • …Se acaba el pan para hacer el bocadillo… (Siempre te das cuenta a las 11 de la noche).
  • …Te encuentras un bicho y tienes que matarlo tú o… tú.
  • …Vas a dar una vuelta y empiezas a pensar “¿Desconecté el secador?, ¿Pagué el seguro del hogar?, ¿Donde viviré ahora?”
  • …Se acaba el papel de toda la casa y lo descubres… en el baño.
  • …Se acaba el champú y tú… en la ducha.
  • …Se acaba la bombona de butano o le pasa algo al gas y tu… en la ducha.
  • …No hay toallas cerca al salir de la ducha y debes ir desnuda y mojada a por ellas (sé que no te lo parece, pero es un drama)
  • …Te hartas de pensar “¡¿Cual de los 3 platos que se cocinar cenaré hoy?!” Toca aprender más…
  • …Pagas el agua, la luz, la comida, el gas, el alquiler, el cine, el cubata, el tren, los chicles…
  • …A pesar de tener el mando para tí, no hacen nada en la tele.
  • …No tienes con quien comentar los chistes de Arturo Valls.
  • …No puedes ir desnudo porque hace MUCHO FRIO y lloras junto a la estufa.
  • …Te comes la olla por algo y nadie te frena.
  • …Descubres que la ropa no se mete sola en la lavadora, no sale sola de la lavadora, no se cuelga sola en el tenderete, no se plan…, no se guarda sola en el armario…
  • …Toda la ropa sale azul de la lavadora.
  • …Te encuentras mal y nadie te hace nada (Esta es por votación popular la peor).
  • …No puedes abrir el tarro de comida… y la ves.. y tienes hambre…pero no puedes…
  • …No puedes abrir la botella del agua… y es la última…. y tú… con la albóndiga en la boca.
  • …Tienes que perseguir a los de la inmobiliaria para que persigan al propietario para que pague o arregle algo que le toca a él. No lo hacen. Persigues tu al propietario y al final… te persigue él a ti.
  • …Tienes miedo a morir resbalando por la bañera y te imaginas días ahí tirado con la brecha en la cabeza… y te acabas dando mucha lástima a ti mismo.
  • …Se muere la planta y parece que haya muerto Chanquete 😦
  • …Bricolage…
  • …Barrer macho, ¡Hay que barrer cada dos por tres!
  • … Fregar los platos…
  • …Te aguantas el grito “No uses NADA!” cuando alguien se acerca a la cocina después de fregar los platos y limpiar.
  • …Mirar los cristales y pensar que si no llueve los limpiará el siguiente inquilino… y llueve… y llueve con barro.
  • …Confias que algo de la nevera sigue bueno y…ya no y.. era lo último…
  • …No sabes que hacer un fin de semana y todo el mundo tiene plan…
  • …No recuerdas porque te fuíste de casa….
  • …Cuando te pasan varias de estas un mismo dia…

A ver…El que lo ha probado sabe que el mal de la independencia es que acabas conviviéndo en un dialogo interno contigo mismo que a menudo se exterioriza, es decir, que acabas hablando solo por casa reprochándote cosas como “¿Por qué no compré salsa para los raviolis?“. Lo mejor es que te quieres tanto que te perdonas al momento siguiente con alguna excusa como “Porque no ponen las salsas al lado de los raviolis en el super y se me pasó, no pasa nada.”. Y lo mejor de lo mejor es el ingenio que se te desarolla para solucionar estas cosas. El resultado es o muy lamentable o digno de monumento “Pues nada les echo el gazpacho que sobró ayer…!”.

En fin… No sé como lo ves tú, yo le veo más desventajas a tener un hijo y la gente no para. Si crees que no es para tanto y te atrae la idea, lo puedes probar. Si en cambio, te has quedado tranquilo porque te he dado la razón puedes reflexionar sobre el tema en el balcón, no pasa nada.